BlogJuegosPhoneTechnology

ZTE Axon 30: Un análisis que demuestra que una cámara invisible no es suficiente para conquistar la gama alta asequible

Una curiosidad sobre el ZTE Axon 30 es que cuenta con una cámara invisible ubicada debajo de la pantalla, lo que le otorga un diseño único y atractivo. Sin embargo, este dispositivo nos enseña que tener solo una característica innovadora no es suficiente para conquistar la gama alta asequible.

Un consejo a tener en cuenta es que, al elegir un teléfono de gama alta, además de tener en cuenta su diseño y características novedosas, es importante evaluar el rendimiento, la duración de la batería y la calidad de la cámara. Estos aspectos juegan un papel crucial en la experiencia de uso diario y en la satisfacción del usuario.

Es recomendable investigar y comparar diferentes opciones antes de tomar una decisión, ya que existen muchas alternativas en el mercado con prestaciones similares y a precios competitivos. De esta forma, podremos encontrar el dispositivo que se ajuste mejor a nuestras necesidades y expectativas.

ZTE Axon 30, análisis: una cámara invisible no basta para conquistar la gama alta asequible

El mundo de los smartphones está en constante evolución y competencia, especialmente en lo que se refiere a la gama alta asequible. Cada vez son más las marcas que intentan ofrecer dispositivos con especificaciones de alto nivel a precios más accesibles para los usuarios. En esta ocasión, vamos a analizar el ZTE Axon 30, un dispositivo que ha llamado la atención por su cámara invisible y sus prestaciones de gama alta. ¿Logra realmente conquistar el mercado?

El ZTE Axon 30 es la segunda generación de la serie Axon, lanzada al mercado en 2021. Este dispositivo se presenta con un diseño elegante y moderno, con un cuerpo delgado y ligero. En la parte delantera, nos encontramos con una pantalla AMOLED de 6.92 pulgadas, que ocupa prácticamente todo el frontal del dispositivo, gracias a la cámara frontal invisible.

Uno de los aspectos más destacados de este smartphone es precisamente su cámara frontal. ZTE ha logrado integrarla bajo la pantalla, lo que le brinda una apariencia prácticamente sin bordes ni notch. Sin embargo, en la práctica, esta cámara no llega a ofrecer la calidad esperada. Las fotografías tomadas con ella presentan una falta de nitidez y detalle, así como un rendimiento inferior en condiciones de poca luz. Aunque es una propuesta interesante, aún queda trabajo por hacer en este aspecto.

Pasando a las características internas, el ZTE Axon 30 cuenta con un potente procesador Snapdragon 870, que ofrece un rendimiento fluido y veloz en todas las tareas. Además, viene acompañado de 8GB o 12GB de RAM, según la versión, lo que garantiza un buen rendimiento multitarea y la posibilidad de ejecutar las aplicaciones más exigentes sin problemas. En cuanto al almacenamiento, encontramos versiones de 128GB o 256GB, expandibles mediante tarjeta microSD.

En cuanto al apartado fotográfico, el ZTE Axon 30 cuenta con una configuración de cámaras traseras bastante completa. En la parte posterior, encontramos un sensor principal de 64 megapíxeles, acompañado de un ultra gran angular de 8 megapíxeles, un macro de 5 megapíxeles y un sensor de profundidad de 2 megapíxeles. Estas cámaras son capaces de tomar fotografías de buena calidad, con colores vivos y un nivel de detalle aceptable. Sin embargo, en situaciones de poca luz, el rendimiento de las cámaras se ve afectado, con resultados menos satisfactorios.

En el apartado de la batería, el ZTE Axon 30 cuenta con una capacidad de 4200 mAh, que garantiza una autonomía adecuada para un uso moderado. Además, incluye carga rápida de 65W, lo que permite cargar el dispositivo en poco tiempo. Sin embargo, hay que destacar que la duración de la batería puede verse afectada si se utilizan funciones demandantes o se juega a juegos intensivos durante largos períodos de tiempo.

En cuanto al software, el ZTE Axon 30 viene con Android 11 y la capa de personalización MiFavor, desarrollada por ZTE. Esta interfaz ofrece una experiencia limpia y fluida, con iconos y animaciones agradables. Sin embargo, la presencia de bloatware y aplicaciones preinstaladas puede resultar molesta para algunos usuarios.

En conclusión, el ZTE Axon 30 es un dispositivo interesante que intenta conquistar la gama alta asequible con una propuesta innovadora, como es la cámara frontal invisible. Sin embargo, aunque tiene algunos puntos fuertes, como su potente procesador y su diseño elegante, aún existen aspectos a mejorar, como el rendimiento de la cámara frontal y la duración de la batería. Además, la competencia en este segmento es feroz, con dispositivos que ofrecen prestaciones similares o incluso superiores a precios similares. Por tanto, aunque el ZTE Axon 30 es una opción a considerar, existen alternativas que podrían resultar más atractivas para los usuarios exigentes.

Bibliografía complementaria:

1. Freire, D. (2021). ZTE Axon 30, análisis: una cámara invisible no basta para conquistar la gama alta asequible. Xataka. Recuperado de: https://www.xataka.com/analisis/zte-axon-30-analisis-caracteristicas-precio-especificaciones
2. ZTE. (2021). Axon 30 5G. Página oficial de ZTE. Recuperado de: https://www.zte.com.cn/global/products/mobile/mi/axon30
3. Ibáñez, G. (2021). ZTE Axon 30: características, especificaciones y precio. ComputerHoy. Recuperado de: https://computerhoy.com/fichas/zte/axon-30
4. Santana, A. (2021). ZTE Axon 30: cámara invisible para chocar contra la gama alta asequible. Andro4all. Recuperado de: https://andro4all.com/analisis/productos-tecnologicos/zte-axon-30
5. Herrera, D. (2021). ZTE Axon 30, análisis: la cámara invisible es solo la punta del iceberg. Hipertextual. Recuperado de: https://hipertextual.com/2021/08/zte-axon-30-analisis

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar